Préstamos Personales Vs. Préstamos Hipotecarios


Muchos individuos al encontrarse frente a la situación de tener que pedir un préstamo no saben qué elegir. ¿Préstamos personales o Préstamos hipotecarios? A veces no tienen opción y tienen que ir a por uno específico, pero si tienen la oportunidad de elegir entre uno de los dos, ¿cuál conviene y por qué?. A continuación tiene las respuestas a estas preguntas y más.

Préstamos Personales

Préstamos personales

Si el dinero lo necesita para financiar algo que va a durar o van a usar durante un tiempo relativamente corto, como por ejemplo hacer un viaje, comprar un coche, pagar los estudios de un hijo, entre otros, debería acudir a los préstamos personales.

Estos préstamos tienen una duración menor a los hipotecarios y un interés mayor. ¿Por qué los intereses son más caros? Porque en el caso de los préstamos personales no existe una garantía directa de cobro, en cambio en los hipotecarios sí (una propiedad).

Con esto decimos que, si pedimos cierta cantidad de dinero mediante préstamos personales y la misma cantidad a través de los hipotecarios, las cuotas de los primeros serán más caras que las de los últimos.

Préstamos Hipotecarios

Préstamos hipotecarios

Ahora, si el dinero lo necesitamos para algo más duradero (cuya expectativa de vida supera los 8 años), como por ejemplo adquirir una vivienda, un comercio, un terreno, se recomiendan los préstamos hipotecarios.

Como se explicó en la sección de los préstamos personales, los hipotecarios tienen intereses más baratos y el tiempo de devolución es mucho más amplio.

La desventaja de las hipotecas es que, al tener un plazo largo para devolverlas, resultan ser más caras y la documentación que se necesita también tiene costos mayores a los de préstamos personales. Por eso se recomienda que acuda a estos últimos para cubrir gastos de bienes y servicios que gocemos durante un corto tiempo. Hágase esta pregunta: ¿vale la pena solicitar una hipoteca que podría pagar por varios años para realizar un viaje que, quizá, dure un mes?, cuando termine de pagar la hipoteca, ¿habrá pagado mucho más caro ese viaje que si lo hubiese cubierto con un préstamo personal?.

Existen casos de personas que solicitan préstamo tras préstamo y quiere solicitar uno más y aunarlos en una hipoteca. Esto lo pueden llevar a cabo aquellos individuos que tienen la vivienda prácticamente pagada. ¿Por qué? Porque al momento de reunificar todo en una hipoteca la cuota va a resultar ser más barata, aunque sea a más años. Pero como dijimos, las hipotecas a la larga terminan siendo más costosas.