Préstamos Particulares – Tipos


Cuando estamos buscando préstamos particulares, antes debemos saber qué tipos de préstamos existen, a cuáles podemos acceder y con cuáles de ellos es compatible nuestro perfil.

Dentro del ambiente de los préstamos particulares, existe una amplia gama de préstamos y cada uno tiene ciertas características. Veamos algunos.

Préstamos Particulares

Primero hablemos de los préstamos particulares online. Como su nombre lo indica, los podemos solicitar en línea, por internet, a través de un sitio web. Los trámites, generalmente, son más rápidos que cuando queremos hacer una solicitud en el banco. Las entidades que ofrecen este tipo de servicios cómodos y rápidos suelen ser empresas financieras que tienen una página en la red. Llenando un simple formulario se puede lograr el objetivo.

Luego, tenemos préstamos sin garantía. Si te ofrecen este tipo de servicio significa que tu perfil (historial económico y financiero) es extremadamente bueno. No es muy frecuente, pero es posible que no tengas que presentar un aval.

Continuamos con los préstamos privados. Según la descripción que tienen, éstos deberían ser los préstamos que no se elevan a público. Normalmente, se califica como privado a aquel servicio que presta una persona o una empresa privada.

Como ya hemos contado en este sitio se pueden solicitar préstamos personales por más que estemos en la lista de deudores morosos. Conocidos como préstamos personales con Asnef, son ofrecidos por financieras o inversores privados. Los bancos suelen evitar tratar con personas morosas.

También hemos hablado de los préstamos urgentes. Tal como lo indica su nombre son préstamos en los que el prestatario necesita obtener el dinero de manera muy rápida. Lo mismo con los préstamos personales rápidos.

Además, tenemos la posibilidad de solicitar préstamos personales sin nómina. Al tratarse de un trámite que se basa en la capacidad del prestatario para devolver la cantidad de dinero y en las garantías (ya sean del titular como de un tercero), este tipo de servicios suele darse entre particulares.

Otra posibilidad sería la de solicitarle al banco un préstamo personal tradicional, aunque los intereses que se cobran pueden ser más altos y el plazo para devolverlo más corto en relación a los otros préstamos particulares descritos.

Éstos son los más conocidos o los más solicitados, pero la lista es bastante extensa. Si quiere seguir informándose puede buscar información sobre otros tipos tales como: préstamos a tipo fijo, a interés variable, con cuota constante, con cuota decreciente, con cuota creciente, entre otros.