Wilgest Credit: Hipotecas – ¿Problemas Para Pagar?


Al solicitar una hipoteca privada y firmar el contrato, nos comprometemos a devolver el préstamo en cierto lapso de tiempo y pagando una cuota mensual de una cantidad de dinero acordada previamente. Pero, ¿qué pasa si no cumplimos con eso?, ¿qué pasa si no pagamos en fecha o pagamos un monto menor al que debemos pagar?. Si sucede esto podemos enfrentar consecuencias bastante costosas.

La agencia nacional de protección del consumidor recomienda que si tenemos problemas para cumplir con los pagos, nos comuniquemos lo más rápido posible con quien administra nuestra hipoteca. De este modo, podemos conocer qué opciones tenemos para evitar grandes problemas. Cuanto antes llamemos, más opciones tendremos.

Hipotecas - Problemas para pagar

Si no cumplimos con el pago de nuestra hipoteca, puede ocurrir alguno o varios de los siguientes problemas:

Cargos por el atraso del pago. Si nos demoramos con el pago nos pueden sumar una importante cantidad de dinero al total de la deuda que ya tenemos.

Cargos por incumplimiento del pago. Si no cumplimos el pago de la hipoteca podemos enfrentarnos varios nuevos cargos como: la inspección de la propiedad (se aseguran que estamos viviendo en la casa y que la mantenemos), la preservación de la propiedad (costos como cortar el césped, reparación, jardinería, entre otros) y costos de ejecución hipotecaria (honorarios de abogados, envíos postales, etc.).

Perjuicio a nuestro puntaje de crédito. Nuestros antecedentes en relación a los pagos de los préstamos que solicitamos quedan registrados y, según como nos comportamos, nuestro puntaje baja o sube. Este puntaje de crédito afecta nuestra posibilidad de poder acceder a préstamos futuros e, incluso, la tasa de interés que nos quieran aplicar.

Ejecución hipotecaria. La ejecución hipotecaria es de registro público, por lo que nos resultará más difícil acceder a créditos en el futuro. Si no devolvemos el préstamo corremos el riesgo de que vendan nuestra vivienda en una subasta.

Existen casos en los que ocurren errores en los registros de pagos y quizá figura que debemos alguna cuota que, en realidad, hemos pagado. O nos quieren cobrar gastos extras que no figuran en el contrato. Hay que estar atentos a nuestras cuentas y controlar, por ejemplo, las siguientes cuestiones:

Registro de los pagos. Anotar monto y fecha de los pagos realizados y verificar que se lo acrediten correctamente.

Cargos extra aplicados incorrectamente. Hay que averiguar siempre a qué corresponden dichos cargos y reclamar ante cualquier situación.

Siempre hay que tener la atención puesta en nuestra cuenta del préstamo, para estar al tanto de los movimientos, evitar problemas y resolver situaciones a tiempo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *